Crea sito
Orizzonte degli eventi

“La práctica de la literatura ( y de la crítica) a las diversas ideas de la literatura” de A. Asor Rosa

[Traduzione di José Daniel Henao Grisales ]

[QUI] potete leggere il testo italiano già pubblicato su Retroguardia.

Transcribo una puntualización de A. Asor Rosa sobre cómo se relata la práctica de la literatura ( y de la crítica) a las diversas ideas de la literatura:

 
Si la literatura vendrá considerada como producto social, nosotros buscaremos en ella el predominio de la representatividad ( Fidelidad, tipificación, adherencia, verosimilitud), respecto a un determinado contexto social. Si la pensamos como producto de la historia de las ideas, en ella nos parecerá prevalente el mecanismo, con base en el cual la organización formal de una ideología entregada, producirá ( o debe producir), estructuras  textuales coherentes con la Weltanschauung del autor.

El convencimiento de que el aproximamiento al texto está regulado siempre por algunos mecanismos del placer, nos llevará a motivar nuestro juicio más menos positivo sobre el texto base a la fórmula hedonística a la cual nos inspiramos. Si el mecanismo básico del conocimiento nos parece de naturaleza psicológica, buscaremos reconducir la interpretación de los personajes, y de las acciones a las leyes generales de la psiquis humana, sobre la cual la literatura no puede evidentemente privarse. Análogamente haremos que la estructura de base en el lenguaje, pueda profundizar en el inconsciente y en las determinaciones que a  él son propias.  Quien en cambio en la obra privilegia la referencia a ciertos comportamientos dominantes en el ambiente humano-intelectual, hará de aquel trabajo una lectura antropológica. Una obra, sin embargo, puede también ser intensa esencialmente como sistema estilístico: la dinámica de las formas terminará en este caso por influenciar todo el resto, porque nada, ni de psicológico ni de subconsciente, podrá penetrar en ella, sin que esté filtrado, purgado o sistematizado según el principio excesivo de la coherencia estilística. Ella puede ser también intensa con el signo-formal: el estilo entonces, no tendría otra cosa que una manifestación particular de una dimensión general más sistemática, dentro de la cual cada información contenida en el texto literario puede ser reducida a la forma del signo. Si después introducimos en esta problemática, las categorías de la retórica, podemos acompañar el análisis del mensaje-signo a una serie de reglamentaciones y procedimientos fijados en el tiempo con esmero, y de los cuales, el autor, termina por aparecer como simple mediador (…).
Quien pone como base en la literatura la historia del gusto, interpretará la historia de la literatura como un episodio o manifestación particulares de la historia del gusto. Los partidarios de una interpretación cultural de la literatura, se preocupan al máximo por finalizar la lectura del texto literario y por la reconstrucción de un perfil cultural general del período histórico correspondiente: a este modelo más o menos directamente, se unen todos aquellos por los cuales, la historia de la literatura no está en que sólo es un modo de escribir,( y por escribir), sino una historia de la civilización nacional.  Para otros será determinante el aspecto Gnoseológico de la literatura, es decir, su capacidad de conocimiento: por todo lo que se puede revestir esa postura de motivaciones formales o retóricas. No hay duda de que de esta manera, la literatura viene reducida a cualquier forma de actividad racional propia del hombre. Paro otros, por el contrario, la literatura valdrá sobre todo como símbolo de una cosa que precisamente el discurso racional, no logra expresar. (1)

 

 
(1) A. ASOR ROSA, Literatura, texto, sociedad en Aa.Vv., Literatura italiana, Vol I, Torino, Einaudi, 1982, pp. 8 Ensayos.

f.s.

[Leggi tutte le traduzioni di José Daniel Henao Grisales pubblicate su Retroguardia ]